Presupuestos de la UE: un debate que despega

Pues anda que no pasan cosas en Bruselas – y relacionadas con el Parlamento Europeo- para que luego digan que la capital de Europa es aburrida. Allí se pasa el tiempo volando.

Hablando de volar, hace semanas, el rechazo a  una enmienda a los presupuestos de la UE presentada en la eurocámara para reducir los costes de los vuelos de los eurodiputados (poco después de los casos de ofrecimientos de falsos lobbys a algunos de estos políticos) ha llevado a que el Parlamento Europeo haya tenido un protagonismo que ha abierto telediarios. Además en algunos medios, y sobre todo en twitter, se ha tomado una interpretación negativa de esta decisión. Aunque ha pasado ya un tiempo, quería lanzar una opinión más a este debate que parece no ha hecho sino despegar.

Tantas visiones distintas se han cruzado que se ha vivido como una polémica de altos vuelos y de no tan altos vuelos. Toca seguir la evolución del proceso que se resolverá a finales de año, para conocer las cifras importantes y definitivas.

Está claro que el coste de los viajes es un porcentaje muy pequeño comparativamente. Aún así, creo que se ha perdido una oportunidad para, sin caer en populismos, hacer un pequeño guiño a la población, en busca de esa complicidad perseguida con esos 500 millones de europeos afectados por las leyes que se debaten en los hemiciclos de Bruselas y Estrasburgo.

Me parece bien que quien más o quien menos, dando razones, haya dado el paso adelante y haya puesto el grito en el cielo por las decisiones de una cámara legitimada por el voto de los habitantes de los 27 países miembros. Al fin y al cabo, es también deber de los europeos interesarse por cómo se gasta hasta el último euro en las instituciones europeas, que para eso viene de su bolsillo.

Es importante también que siga el interés y estar al tanto en las etapas finales de la votación de los próximos presupuestos. Habrá que estar al loro de qué pasará con un proyecto europeo de tanto éxito como las Becas Erasmus, que pone una cara social a una Europa acusada tantas veces de girar en torno a medidas sobre la moneda común.

Y habrá que saber también hacia dónde se encaminarán las directrices de la Unión Europea en la protección de los trabajadores o desempleados ante la crisis, los rescates de paises…etc

¿Qué Europa queremos y qué Europa no queremos? El debate ya ha echado el vuelo. La toma de decisiones en nuestra UE es un partido que en nuestro continente se juega también con la Comisión y el Consejo. Eso sí, al menos, por una vez, el pasotismo ante estos asuntos europeos se ha quedado en fuera de juego.

Spain is (still) different

Da risa oirlos, al principio. Un segundo después, cuando uno recuerda que sus decisiones gobiernan o gobernaban la vida de muchos, la pena corroe por dentro. Parece un mal común en nuestros dirigentes políticos de todo signo, y en nuestros “gobernantes económicos” también.

¿Qué pensarán los jóvenes que se han marchado a Alemania, sabiendo inglés y/o alemán? Qué paradójicas las frases de este vídeo realizado para un trabajo sobre marketing viral: “Porque una carrera ya no es suficiente” y “Piensa en un mundo real“. Un mundo real el de España con un fracaso lingüístico en las bases educativas que se traduce en este ridículo de su élite política y económica.

En el derecho a la pataleta que da el tener un blog, permitidme sacar a colación estos vídeos pocos novedosos. Pero siempre que nos representen así de “different” seremos noticia en Europa y más allá. Todavía.

 

El día de Andalucía: año cero en Europa

Andalucía celebra hoy su día, poco después de que se haga pública una lista de las regiones más ricas y pobres de Europa. Y en esto último poco tiene que celebrar. No sale junto a Extremadura, en el grupo las regiones más pobres de Europa. Pero la distancia con esta lista es escasa. Y comparados con las otras comunidades españolas, los andaluces se encuentran en los últimos escalafones en cuanto a poder económico.

Las regiones con menor poder adquisitivo, según esta lista de Eurostat de la que me entero a través del blog la traducción es la lengua de Europa, la componen zonas de Bulgaria y Rumanía sobre todo (son datos del 2008).

Alrededor de una de cada cuatro regiones de las 271 que componen la UE tiene un gasto medio por habitante inferior al 75% de la media. Extremadura se encuentra por debajo de este nivel, con un 73%, y Andalucía con un 80%.

No es cuestión de números ni comparar, pero también hay que tener en cuenta que Andalucía entra en su “año cero”, ya que deja de ser prioritaria a la hora de recibir los fondos estructurales europeos.

Es es salto metafórico hacia una “mayoría de edad” andaluza, pero habrá que ver cómo afecta a ciertos sectores del campo y la pesca, que llevan años con un ojo en la siembra y en el mar y el otro en Bruselas.

En ciertos ámbitos toca un cambio de mentalidad, por eso en días como hoy sigue tan vigente este pasodoble carnavalero de finales de los noventa:

Tirano-saurios

Ojalá esta ola de cambio termine de ahogar a todos los especímenes de tirano-saurios, tan primitivos y añejos como el propio fuego. Un paleoantropólogo o un psiquiatra deberían estudiar sus gestos y explicarnos qué pasa por sus cabezas cuando, como Gadafi, se dirigen a su pueblo con estas maneras, con este discurso del terror, del salvapatrias, llamando drogadictos, borrachos y ratas a los manifestantes, miembros de esa patria tan suya.  Se cree el ladrón…

Ojalá tenga un futuro tan negro como el petróleo. Y ojalá que de verdad y de forma inmediata, la presión internacional se limpie de sucios intereses y se lo ponga verdaderamente crudo.

"Tirano-saurios" - @El blog de Ricky

De Patxis y ‘pishas’

Me explico. Lo de “Patxis” viene porque últimamente me encanta ver el programa “Vaya semanita“, de la televisión vasca y que también ponen en Paramount Comedy. Además de pasar un buen rato ante la tele con estos humoristas, maravilla su valentía de reirse, distanciarse, y saber hacer bromas sobre la situación política y social vasca, lo cual no es poco.

Un ejemplo de ello: hacer de la izquierda abertzale unos Lunnis, y ponerlos junto a Franco

En cuanto a lo de “pishas“, uno se ríe también con algún programa que otro de la televisión andaluza, que hay un poco de todo, como en muchos sitios. Pero más allá del espacio catódico dedicado a los carnavales, con su alegre pero feroz crítica a todo lo que nos rodea, echo de menos ese paso hacia adelante más de nuestros vecinos del norte a la hora de escoger temas para sus chistes.

Me gustaría que nuestras omaítas, por poner un ejemplo, rivalizaran en este fresco descaro con los aitas del País Vasco. Puedo equivocarme, pero no me imagino, la verdad, un paralelismo con otro sketch de Vaya Semanita en el que unos vigilantes de Ajuria Enea golpeaban por error a Patxi López.. ¿Se imaginan esto mismo con el presidente de turno de la Junta en la RTVA?

No hace falta burlarse por burlarse, sino una sana interpretación a cargo del propio humorista. Ayudaría, aunque parezca broma, a una mayor confianza en los medios públicos. Unos  medios de comunicación públicos que suelen verse acusados de faltar a su finalidad de instrumentos de pluralidad y servicio público (¿valga la redundancia?). Y eso sí que no tiene gracia.

Islandia: el volcán silencioso

Al norte y al sur. En Europa vivimos rodeados de revoluciones de varias velocidades. Almorzamos con telediarios llenos de noticias sobre las recientes revueltas en Túnez y ahora en Egipto. Muchas veces con imágenes muy duras, como las de ciertos atropellos de vehículos a manifestantes. Toda una cruel metáfora de los atropellos durante años a los derechos humanos.

Como a muchos, me ha sorprendido la oleada de agitaciones revolucionarias que se ha levantado desde Túnez. Y en el fondo, y en la forma, me ha maravillado el efecto comunicador de nuevas redes sociales para saltar la censura e internacionalizar el mensaje.

Viñeta de Público - Manel Fontdevila

Pero hablando del sur y del norte, me ha impresionado también un artículo encontrado, casualmente, a través de twitter: “Islandia, la revolución silenciada“. Un país pequeño, que nos suena más por el revuelo de las cenizas volcánicas que por la polvareda de movimiento ciudadano que se viene levantando allí desde hace algunos años.

No sé ustedes, pero yo me he enterado “hace 5 minutos” y gracias a las redes sociales, de los profundos cambios creados en su Gobierno a partir de una “revolución tranquila“.

Algunos datos curiosos

En la crisis del 2008 los islandeses iniciaron toda una serie de movimientos ciudadanos. Según cuenta este artículo, se dieron estos resultados: “dimisión de todo un gobierno en bloque, nacionalización de la banca, referéndum para que el pueblo decida sobre las decisiones económicas trascendentales, encarcelación de responsables de la crisis, reescritura de la constitución por los ciudadanos y un proyecto de blindaje de la libertad de información y de expresión“.

Se habla incluso de un posible “paraíso” para casos como Wikileaks, por medio de la Iniciativa Islandesa Moderna para Medios de Comunicación (Icelandic Modern Media Initiative).

Todo estas transformaciones, según afirma el articulo, de forma pacífica, y bajo el silencio de la mayoría de los grandes medios de comunicación. Así a bote pronto, en España no recuerdo espectaculares coberturas mediáticas, ni encendidas opiniones sobre el tema por parte de tertulianos de Intereconomía ni de Las Mañanas de Cuatro. Como se pregunta el autor, ¿cuál ha sido el interés de los medios europeos?

Algo encuentro buscando noticias en internet. Este  titular, en Cotizalia: El hombre que derrocó al Gobierno Islandés: “Nuestra crisis es similar a la de España“. Acongoja, así, de repente. ¿Son trasladables estas acciones de la población islandesa a otros países europeos como España en respuesta a la crisis?

Es una isla no muy grande, pero bajo una perspectiva europea, tampoco hay que olvidar que ha solicitado su adhesión a la UE. Habrá que estar pendiente de la evolución de este volcán silencioso, y con el tiempo ver si estos movimientos siguen en peligro de erupción o de extinción.

El remake de “Vente para Alemania, Pepe”

Nunca segundas partes fueron buenas, dicen. El castizo “Vente para Alemania, Pepe” vuelve a estar a la orden del día, por la actual falta de oportunidades laborales, que, como décadas atrás, obliga a muchos jóvenes a hacer las maletas.

La película que viven los jóvenes de hoy en día retoma viejos argumentos: falta de empleo, de oportunidades, de un lugar donde auto-realizarse…Esta España moderna tiene los tics casposos de hace décadas. Encontrar ese curro se transforma en una peli de terror, con un guión de angustiosa tensión psicológica. Y cuanto menos un drama.

Mientras, en el otro lado, habrá quien, desde sus oficinas, aún se frote las manos haciendo números a costa de  esta “generación estafada”.

A todo esto que Merkel nos dice “Vente para Alemania, Pepe”, como una superhéroe que liberará de la tiranía de la crisis a los jóvenes y sobradamente cualificados españoles, ofreciéndoles trabajo acorde a su formación.

Es cierto que es una generación más preparada, con títulos y portátiles bajo el brazo, lo que la diferencia de la generación encarnada por Alfredo Landa, que con mucho valor, arrojo y mérito sacaron adelante a familias enteras.

Pero hoy, aunque demos la pataleta por la Ley Sinde, humea en el ambiente el olor a batalla perdida por la decadencia de condiciones sociales como los recortes de la jubilación (una palabra a redefinir o incluso en peligro de extinción en nuestro diccionario). Desde Moncloa piden que nos apretemos el cinturón, pero dos de los que de ahí se “jubilaron” cobran muy bien del sector privado y del público. Paradójicamente, de parte de muchos españoles que luego no se podrán retirar a los 65.

Que trágico y sarcástico, encontrar a  una generación que iba a liderar el país verse reconocida como un remake de esta cinta. Cuanta ilusión hasta que vino la tormenta en los “ciclos económicos”. Nos vendieron la moto, y todas las últimas videoconsolas. Queda esperar a saber en qué queda la oferta de Merkel enfocada a  aquellos que han pensado “jugársela fuera para que no jueguen con uno mismo en su propia casa”.